0 0
Read Time:3 Minute, 26 Second

Nuestra mirada como mujeres se aproxima en este documento a tres zonas territoriales de lo que comprende el estado de Chiapas. En ellas se hablan las lenguas Tzeltal y Ch ́ol en un 90%, la mayor población que no sabe leer ni escribir castilla está constituida por mujeres. En la zona Norte nos aproximamos a cuatro rancherías y comunidades, que pertenecen al Ejido de San Sebastián Bachajón, comunidades hablantes de Tzeltal que están abrazadas por la región Tulijá­Tzeltal­ Ch ́ol del municipio oficial de Chilón. En la zona Selva nos referiremos a dos comunidades de la Selva Lacandona del municipio oficial de Ocosingo. En la zona Altos y Llanos nos aproximamos a rancherías, comunidades y barrios que pertenecen a la región Tzeltal del municipio oficial de Aguacatenango y Venustiano Carranza.

Las narrativas que les compartimos son parte de nuestro compromiso por hacer visible el mundo patriarcal, los pensamientos colonizadores machistas y las violaciones a derechos humanos hacia las mujeres.


Pero, las narrativas también están buscando fortalecer nuestros procesos organizativos por la dignificación de
nuestros espacios de vida, en el acompañamiento y compartición de conciencia ético­política. Sentimos y reflexionamos que la organización desde las mujeres nace del reconocimiento, ejercicio y defensa de nuestros derechos como mujeres. Hablar de derechos y defenderlos es como una manera de recuperar y contagiar la dignidad humana en nuestros corazones, cuerpos, familias, colectivos y pueblos. Siempre con el ánimo de que seamos cada vez más mujeres portadoras de esperanza, e ir dejando semillas para la libertad y justicia que merecemos como mujeres.

Nuestra lucha incluye evidenciar la irresponsabilidad de las instancias del mal gobierno en el incumplimiento al Convenio 169 de la OIT para garantizar el pleno ejercicio de los derechos de los pueblos indígenas­ campesinos. Del mismo modo el incumplimiento a los Art. 17.1, del Art. 24 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Art, 21.1 y Art. 14.2 de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).
La omisión e incumplimiento de los acuerdos firmados por el estado mexicano de la Convención Interamericana de Belem Do Para en su Art. 3 para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, así como el Art.6 sobre el Derecho a una vida libre de toda forma de discriminación, el Derecho a la vida e integridad física, psíquica y moral y el Derecho al respeto a la dignidad. Así como la violación al derecho a la igualdad y no discriminación hacia las mujeres contemplado en los Art. 1 párrafo 4 y 2 de la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos. También, nos referimos al respeto a la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos que plasman los derechos de los pueblos indígenas en su Art. 26 a decidir sus territorios que tradicionalmente han poseído y la obligación de sus Estados a reconocerlo, en la misma mirada pero a nivel regional, reconocemos la
Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Consideramos que necesitamos tejer un mismo rumbo con estrategias propias y comunes donde cada expresión organizativa pueda elegir, colocar y cuidar esas semillas para curar a la Madre Tierra, para irrumpir y desmontar, esto que tanto daña a nuestra Madre naturaleza, a nuestros pueblos y a nosotras mismas como mujeres que es el sistema patriarcalista.

Este documento se realiza en el contexto de la Pandemia del 2020, donde como equipo del CDMCH, nos fue necesario recuperar la mirada y palabra de las mujeres de distintas comunidades antes del Covid­19. Retomar sus tristezas y sus esperanzas, sus nostalgias y sus sueños, sus conformidades y sus rebeldías, sus dolores y sus rabias, en un momento donde nos es necesario reflexionar nuestros diagnósticos, miradas, desaciertos y pasos de ahora. Para retomar y reelaborar estratégias políticas y jurídicas, y seguir fortaleciendo y floreciendo nuestros procesos organizativos. Volver a preguntarnos ¿qué está pasando? ¿Cómo fue que llegamos hasta aquí? ¿qué podemos hacer? y ¿cómo y desde dónde lo vamos a seguir haciendo juntas? Para desmantelar el mundo patriarcal colonial y capitalista.

Descarga Aquí

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %
comunicacion
comunicacion@cdmch.org
Entrada siguiente Informe Violencias y Mujeres en Contexto de Pandemia

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.