Boletines de prensa

HAY UNA JAULA PARA UNA PALOMA O UNA CRUZ MÁS EN EL CEMENTERIO

Desde entonces lleva más de un año y cuatro meses en espera del esclarecimiento del intento de feminicidio y exigiendo justicia por parte del estado de Chiapas, encabezado por Manuel Velasco Cuello.
Estas son las palabras de porqué Luisa Margareth está en huelga de hambre (17 de marzo de 2015):
“Estoy en huelga de hambre por el esclarecimiento y castigo al atentado sufrido, porque exijo castigo contra quienes me torturaron y desaparecieron.
Estoy en huelga de hambre por hacer valer mis derechos laborales, por exigir que el gobernador cumpla con su palabra.

Vuelvo a cuestionar dónde está el respeto a los derechos humanos, donde está señor Gobernador su slogan que “las mujeres son su prioridad”, dónde están los derechos de las mujeres en Chiapas, o será que también están derogados estos preceptos porque no vemos que sean respetados.

No sólo es su omisión que atenta contra mi vida, sino la falta de cumplimiento de su palabra gobernador lo que pone en riesgo que yo deje a unos hijos sin madre, a una madre sin su hija y a mi estado sin una defensora sin los derechos humanos, a mi gremio sin una militante convencida por una lucha por nuestros derechos laborales, de una mujer que lucha en contra del feminicidio en Chiapas.

Hoy le doy gracias a Dios por la fortaleza que me da cada día, a los ciudadanos, las ciudadanas, a los jóvenes, a las personas de la tercera edad, por el apoyo y solidaridad con en esta lucha que inicié por todas y todos para denunciar la injusticia que se vive a diario.

Y a todos los medios de comunicación que me han acuerpado y han difundido mi palabra; a las asociaciones civiles, de derechos humanos, a la Campaña popular contra la violencia hacia las mujeres y el feminicidio en Chiapas por retomar mi caso.

A la agrupación MOPOMA, al FNLS, a la Sección 7 del SNTE, a la Sección 40 del SNTE, al COCOSUR, a la Unión de Colonos, al barrio de Cuxtitali, a la APACH, al obispo Felipe Arizmendi Esquivel, a nuestros hermanos evangélicos, que me han apoyado.

Dejo expuesto mi caso para que como ciudadanos, ciudadanas, conste en los hechos y determine conforme a derecho.”

Imprimir