HISTORIA

La necesidad de estructurar el movimiento de mujeres de Chiapas y de contar con un Centro de Derechos para su formación y defensa, se expresó en el Encuentro de Mujeres Contra la Violencia, la Impunidad y la Guerra que, en 1999, reunió en San Cristóbal de Las Casas a unas 3,000 mujeres y fue escenario de recepción de más de 300 denuncias contra la violencia (jurídica, sexual, familiar, de guerra y procedente de los aparatos del Estado). Cuando, posteriormente, el Movimiento Independiente de Mujeres (MIM) se estructura, se promueve la formación de defensoras y promotoras populares con el propósito de su futura integración al trabajo del Centro.
En el 2003 se inició el trabajo del Centro en comunidades indígenas de 4 regiones: Norte, Selva, Frontera y Altos. Sus objetivos eran: 1) promover la autoestima de las mujeres a través del conocimiento y ejercicio de sus derechos; 2) fomentar entre las organizaciones sociales, las instituciones gubernamentales y no gubernamentales el conocimiento y el respeto a los derechos de las mujeres; 3) defender casos violencia, con un enfoque amplio de los derechos humanos, pero sin precisar aún los criterios a seguir; 4) promover el debate de temas relevantes y construir una plataforma permanente de investigación y análisis de las violaciones a los derechos de las mujeres.
El Centro logró su consolidación institucional en 2004 a través del proceso denominado práctica de transición. Se definió un Plan Estratégico a tres años y se formularon proyectos y estrategias en cuatro grandes líneas de acción y áreas de trabajo: formación, investigación, defensoría e incidencia. El enfoque de género constituye un eje transversal del trabajo y en un marco de referencia según el cual la identidad de las mujeres, y aún más la de las indígenas, está construida en un sistema de desigualdades de género, clase, etnia, edad, etcétera, que no pueden verse por separado y que, con frecuencia, no contempla el feminismo hegemónico.

Imprimir